El Congreso aprobó ley de reparación para hijos e hijas de víctimas de femicidio

July 5, 2018

 

La denominada "Ley Brisa" es una reparación económica equivalente a una jubilación mínima. La sanción fue por unanimidad.

 

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles por unanimidad, la denominada “ley Brisa”, que crea un régimen de reparación económica para hijos e hijas de víctimas de femicidio, equivalente a un haber jubilatorio mínimo.
La iniciativa debe su nombre al caso de Brisa Barrionuevo, una niña que vive en Moreno junto a sus hermanos gemelos, Elías y Tobías. Su madre, Daiana Barrionuevo, fue asesinada a golpes el 20 de diciembre de 2015 y su cadáver, arrojado al río dentro de una bolsa.

El proyecto, impulsado originalmente por el senador (mc) Jaime Linares y la organización Casa del Encuentro, había sido avalado en la Cámara alta el 31 de mayo del año pasado, y este miércoles se incorporó al temario de la sesión por acuerdo de todos los bloques, a pesar de que no estaba completado el trámite en comisiones.La asignación económica se otorgará de forma mensual a los hijos hasta los 21 años y a las personas con discapacidad sin límite de edad, a partir del momento en que se haya cometido el delito, aunque haya sido cometido antes de la sanción de la ley.

El beneficio será compatible con la Asignación Universal por Hijo (AUH), con el régimen de Asignaciones Familiares, con las pensiones de las que los hijos sean beneficiarios, con el régimen de alimentos que perciban por parte de su progenitor, o con cualquier otra prestación de la cual sean destinatarios.En el artículo 9, se establece que los menores de 21 “tienen derecho a que el Estado nacional les asigne una cobertura integral de salud, la cual debe cubrir todas las necesidades de atención de su salud física y psíquica”.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com

41512410_244545376219544_752372911704952

TribunaTDF es un portal de noticias que publica información destacada de la República Argentina y el mundo.